“Desde ese primer momento y hasta la fecha siempre me he sentido muy cómodo, querido y valorado en el equipo”

Trial

5 minutos con…

Pau Dinarés, piloto del Beta Trueba Factory Trial Team 2020

El barcelonés comenzó 2020 con un quinto puesto en la prueba inaugural del CET 2020 en Aitona, Lleida. Pau Dinarés, al manillar de la nueva Beta Evo Factory 2T 300 MY 2020, anduvo muy fino y solo nueve puntos le acabaron alejando del tercer peldaño del podio al sumar 41 (27+14) puntos cada uno. De hecho, acabó empatando también a puntos con el cuarto clasificado. En esta su segunda campaña en las zonas de color verde es uno de la principales favoritos a la victoria en cada carrera.

Lo primero. ¿Cómo llevas la vuelta a los entrenamientos al aire libre?

La vuelta a los entrenamientos ha sido un poco dura, ya que después de pasarme tantas semanas sin entrenar con normalidad he notado la pérdida de tacto y equilibrio encima de la moto. Pero he vuelto con muchas ganas y seguro que muy pronto recuperaremos, y con suerte dentro de nada podamos volver a las competiciones… ¡¡y a darlo todo!!

¿Cómo ha afectado el confinamiento por el Covid-19 a tu preparación?

En el deporte que practicamos, cualquier parada en nuestros entrenamientos es una gran pérdida. Pero aún así, he intentado mantenerme fuerte física y mentalmente.

¿Cómo afecta la situación actual a un deportista federado y de nivel como tú?

Es una situación difícil, ya que el virus nos ha quitado muchas horas de entrenamiento. Pero ahora toca volver a coger ritmo para estar al 100% cuando todo se reanude con normalidad.

¿Qué hacías para no perder la forma física?

Hacía prácticamente ejercicio cada tarde, con la ayuda de Nil Brugulat, quien me ha hecho un seguimiento personalizado durante estos dos meses y pico que llevamos. A veces, también cogía la bici de trial un buen rato.

Varios de los pilotos del nuevo Beta Trueba Factory Enduro Team mataban el gusanillo subiéndose a su moto de trial en su jardín, ¿tú también?

Encendía la moto de vez en cuando para comprobar que estaba bien, como parte de su mantenimiento, y de pasada… pues aprovechaba y la cogía un ratito por el jardín. Pero poquito y sin hacer ninguna barbaridad.

¿Cómo encontrabas la motivación diaria para seguir entrenando con tanta incertidumbre?

Ha sido difícil, pero era cuestión de responsabilidad social. Confiaba en que dentro de nada podría volver a coger la moto, y como teníamos tanto tiempo, pues me enfocaba en volver con buena forma física a los entrenamientos.

¿Qué es lo que peor llevabas del confinamiento? ¿Y lo mejor?

Lo peor, sin duda, era la falta de moto. Y aunque me sea difícil encontrar alguna parte positiva… si me tuviera que quedar con algo… sería con el aprendizaje que creo que he hecho de cómo gestionar mi tiempo libre.

Ya hace un par de temporadas que formas parte de la gran familia de Beta Trueba ¿Cómo se fraguó tu llegada su equipo oficial en el CET?

Fue una buena experiencia única y me encantó el momento de la presentación de todos los que formamos parte del mismo, ya que todo el mundo me trató con mucho cariño. De hecho, desde ese primer momento y hasta la fecha siempre me he sentido muy cómodo, querido y valorado en el equipo. Me gustaría resaltar la ayuda indispensable de la familia Trueba y de Rafa Rodríguez, quien conduce el camión del equipo y nos atiende en cada carrera.

¿Qué te sedujo de su proyecto deportivo?

Principalmente, el buen ambiente deportivo y de familia que se respira en nuestra parcela en el paddock; en el camión de Beta Trueba, así como la gran confianza que me ofrece la Evo.

Esta temporada cuentas con Oriol Terricabras como mochilero. ¿Qué tal es contar con un ex mundialista como ayudante y consejero en las zonas?

Oriol es un mochilero muy profesional y le gusta crecer y evolucionar junto a su piloto, aunque para mí, lo más importante, es que tanto entrenando como en carrera nos entendemos a la perfección.

¿Qué te gusta más de tu Beta Evo Factory 2T 300 MY 2020?

La verdad es que de la Beta Evo Factory MY 2019 a la versión de 2020 he notado una mejora notable de motor y, sin duda, su chasis te da ahora aún más estabilidad.

¿Ya la tienes preparada tu gusto? ¿Cómo la has hecho tuya?

La moto es prácticamente toda de serie, pero junto a David Sánchez, mecánico de DSB Trial y mochilero de Gerard Trueba, hemos ido perfilando cositas, como el embrague y las suspensiones. El resto es todo de fábrica.

Cuando se reanuden las competiciones, con suerte en julio, ¿quiénes crees que serán tus rivales a batir en Júnior?

Mis rivales más directos son, sin duda, Jordi Lestang, Jordi Camp, Gaudi Vall y mi compañero de equipo Carlos Palma.

El GP España de TrialGP, en principio, llegará en setiembre a Pobladura de las Regueras, en León. ¿Te podremos ver allí? ¿Y en el Europeo?

Lo dudo, ya que al ser menor de 16, tendría que correr con una moto de 125 cc. Pero no descarto hacerlo la temporada que viene cuando ya pueda usar mi Evo Factory 2T 300 MY 2021.

¿Satisfecho con tu inicio en el CET 2020 de Aitona?

No fue el inicio que esperaba, la verdad. En todos los entrenamientos de pretemporada que había hecho, me veía con mucho más nivel de lo que supe demostrar en la primera carrera del año y que al final reflejó la clasificación. En parte, fue una gran decepción, pero también me ha ayudado como motivación para seguir entrenando con más ganas y fuerza si cabe.

¿Qué objetivos te marcas en esta tan atípica temporada con Beta Trueba?

Mi objetivo principal era quedar entre los tres mejores en Júnior. Pero esta temporada, con todo lo que estamos viviendo, mi reto es seguir mejorando como lo he hecho hasta el día de hoy. Fotos: Beta Trueba/Pau Dinarés.

Entradas relacionadas

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies